¡Curiosidades de los gamers!

Los gamers son catalogados como personas sin vida social, inestables e incapaces de mantener una vida “real”, han soportado innumerables sermones del por qué los videojuegos son malos y las consecuencias que estos atraen, como que le ocasionan daño a la vista, los hacen violentos y los convierten en sociópatas. Como sabemos, muchas de esas acusaciones carecen de fundamentos y son propensas a generalizarse. Lo que no sabías es que estudios recientes en psiquiatría han develado algunas curiosas apreciaciones sobre cómo el cerebro de los gamers compulsivos trabajan de una forma muy particular.yoyogamer1

Recientes estudios han revelado que los jóvenes llegan a padecer un nuevo y curioso transtorno llamado IGD (Internet Gaming Disorder) es decir, un desorden provocado por el uso de internet y los videojuegos. La Asociación Americana de Psiquiatría comenta que este es un fenómeno completamente nuevo y que está asociado al juego en línea y las nuevas tecnologías. Este mismo produce un efecto similar al síndrome de abstinencia, es decir, que jugar compulsivamente produce un efecto casi igual al de una droga, pues esto hace que ciertas partes del cerebro se activen simultáneamente.

Es por ello que la Universidad de Utah, en conjunto con la Universidad de Chung-Ang se dieron a la tarea de comprobar dichos señalamientos. Y para ello estudiaron a 78 adolescentes con IGD y los compararon con 73 adolescentes “sanos”. Con resonancias magnéticas pudieron monitorear la actividad cerebral pudiendo descubrir que cloud9-counter-strike-player-hikolos jóvenes con IGD mostraban mayor interconectividad entre 7 pares de regiones cerebrales que repercuten en las funciones cognitivas, apunta a que estos chicos gamers tienen mejor coordinación mano-ojo, ¡increíble! ¿no? los hace buenos conductores automovilísticos.

Las zonas asociadas a la vista y al oído muestran mayor actividad e interconectividad, por lo que los gamers que padecen IGD pueden mostrar una mejor capacidad para concentrarse en objetivos concretos y resolver nuevos conflictos que aparezcan. Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas, también tiene su punto negativo: la corteza dorso lateral prefrontal y el músculo tempo parietal tienen también una mayor actividad, lo cual indica que los pacientes con este trastorno tengan dificultades para controlar sus impulsos y no distraerse.

By: Yoyo

Febrero2016

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.