5 cosas que NO debes decir en un discurso

A todos nos ha tocado dar una presentación o discurso y, si no estás acostumbrado a hablar en público, puede resultar una experiencia muy intimidante. Si al dar un discurso estás nervioso, lo mejor es actuar con confianza antes de mostrar tus verdaderas emociones. Si bien hay técnicas para mejorar, el truco está en permanecer lo más tranquilo posible y evitar los errores novatos más comunes. Estas son las 5 expresiones que nunca deberías decir durante una presentación.540x293_20140320_901cdccf948adc66303ef16e93f8e459_png

1. “¿Hola? ¿Se escucha?”

Muchas personas nuevas en la oratoria pública darán golpecitos al micrófono y preguntarán si los que están al fondo pueden escucharlos. Si estás presentando en una gran conferencia, lo más probable es que alguien del departamento audiovisual ya revisó el audio, por lo que debes evitar esta acción.

2. “¿Hay alguien ahí? No veo nada con estas luces”

Si bien pueden cegarte cuando estás en el escenario, no es necesario que todos sepan que no puedes ver a nadie de la audiencia. Simplemente háblale a la oscuridad y haz la mejor presentación que puedas. Alterna la dirección hacia la cual fijas tu atención para que el público tenga la impresión de que los estás mirando.8cdfe61457f16442e8acf54df5822c40_XL

3. “La verdad es que no tuve mucho tiempo para preparar esto”

Nunca comiences una presentación con una excusa como: “Recién supe ayer que debía presentar hoy” o “Estoy saliendo de un resfrío”. Tu audiencia está esperando que hagas tu mejor esfuerzo, sin importar cómo te sientas o cuánto tiempo hayas tenido de preparación. Si no pudiste practicar, escoge un tema que sea familiar para ti. Y si no te sientes muy bien, mantén la calma e hidrátate.

4. “Ehhh…”

Evita muletillas como “eh”, “ah”, “o sea” y “eso”. Usar estas palabras muy seguido le resta a la efectividad y elocuencia de tu presentación. Son distractores y proyectan inseguridad sobre lo que dirás a continuación. Toma un momento si necesitas pensar en la palabra correcta o cuenta un relato. Por lo general, las muletillas desaparecen cuando te concentras relatando una historia.

5. “La letra es muy pequeña. Permítanme leer esta diapositiva para ustedes”

Una presentación llena de palabras es extremadamente aburrida. Lo ideal es usar imágenes que llamen la atención, frases cortas y un punteo de ideas. Trata de no leer, ya que para eso están los apuntes. Todos vinieron a verte hablar, compartir tus ideas y no a escucharte leer en voz alta. Cualquier apoyo visual o utilería que lleves debería servir sólo para mejorarla. Recuerda: tú eres la atracción principal, no tu PowerPoint.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.