Camisas de mujer ¿por qué se abotonan a la derecha?

Una de las maneras más seguras de darse cuenta si una camisa es de hombre o de mujer es revisar de qué lado están los botones: mientras las de ellos se abotonan con el lado izquierdo sobre el derecho, las de nosotras se abotonan con el derecho sobre el izquierdo. ¿Alguna vez te has preguntado por qué?

Si bien no hay una razón funcional para tal diferenciación hoy en día –el 70% de la población mundial es diestra, sin importar el sexo–, se trata de una tradición que ha perdurado desde alrededor de 1850. Aquí, una lista de posibles respuestas para satisfacer tu curiosidad:

Mujeres adineradas; la teoría más difundida por la cual las camisas de mujer se abotonan a la derecha.

  1. Para amamantar.

Una teoría indica que la mayoría de las mujeres suelen cargar a sus bebés con el brazo izquierdo, por lo que colocar los botones de ese lado hacía que fuera más fácil abrir la camisa con el brazo derecho.

  1. Para montar a caballo.

Ya que, tradicionalmente, las mujeres solían montar con sus cuerpos girando hacia el lado derecho, poner los botones del izquierdo impedía que el viento se colara en sus camisas cuando cabalgaban.

  1. camisas ayudan vestirsePara facilitar a los sirvientes vestir a las mujeres de clase alta.

Ésta es la teoría más difundida por la cual las camisas de mujer se abotonan a la derecha: las mujeres pudientes del siglo XIX no solían vestirse por sí mismas, por lo que tener los botones del lado opuesto era más sencillo para los sirvientes diestros. Más tarde, cuando la gente empezó a vestirse sola, los botones –alguna vez considerados objetos de lujo– permanecieron del lado izquierdo para que las masas pudieran imitar el estilo de la clase alta.

  1. Para que los hombres desenfundaran sus armas sin obstáculos.

camisas de hombreLos hombres desenfundaban sus espadas con la mano derecha, por lo que se sentía más natural desabotonar sus camisas con la izquierda. Obvio, las mujeres en esa época no necesitaban tener esa facilidad.

  1. Para satisfacer a Napoleón.

Supuestamente, las mujeres solían burlarse de la distintiva pose de Napoleón –con el brazo izquierdo doblado en un ángulo de 90° y la mano metida entre los botones de su camisa–, por lo que el emperador francés ordenó que sus camisas se elaboraran con los botones del lado contrario para que ya no pudieran imitarla.

  1. Por la inequidad de géneros.

Havelock Ellis, sexólogo del siglo XIX, escribió en su tratado Hombres y mujeres: estudio de los caracteres sexuales secundarios y terciarios que el hecho de que los botones permanezcan a la izquierda en las camisas de las mujeres se debe a que ellas “parecen inferiores a los hombres” en “fuerza, rapidez, precisión y movimiento y necesitan ayuda para vestirse.

Otra teoría sugiere que, cuando la ropa femenina empezó a tomar cada vez más elementos de la masculina –por ejemplo, los pantalones–, los manufactureros mantuvieron los botones de distintos lados para diferenciar una de otra.

Con información de: http://www.harpersbazaar.mx/

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.