Feminismo; el impacto de las palabras. By Leonora Escobar

“To choose to write is to reject silence” – C.N.A

feminismoMe costó bastante tiempo lograr reunir las palabras para explicar a mi manera lo que es el feminismo. Se me hacía extremadamente difícil ya que tenía muchos pensamientos encontrados, además de que me veía influenciada por los medios, la forma en la que se hablaba positivamente y luego negativamente sobre este concepto, la opinión de mis conocidos, hombres y mujeres. Al haber tantas definiciones y tantos pensamientos sobre lo que significaba ser feminista, decidí que hasta que pudiera expresar lo que significaba esta palabra para mí, no iba a tener ninguna opinión al respecto: me iba a dedicar a escuchar.

En todo este proceso de descubrimiento, me topé con los dos extremos. Estaban quienes mostraban poca tolerancia a este movimiento, que en cuanto se tocaba el tema ponían los ojos en blanco o comenzaban a hacer chistes o burlas hacia las mujeres usando esa palabra que tanto detesto, “feminazi”. Atribuían a las mujeres la cualidad de exageradas, nos tachan de querernos hacer las víctimas, “lenchas”, lesbianas, que odiamos a los hombres, frívolas, y cualquier adjetivo para descalificarnos. Lo peor es que mucho de esto vino de amigos y amigas cercanos.

En ocasiones, escuchaba decir que la palabra “feminista” era lo mismo que el machismo, que el sufijo “ista” denotaba fanatismo y fijación (cuando en realidad significa “partidario de” o “profesión”). Por un tiempo dudé sobre esto último, se me hizo un poco lógico, claro, antes de documentarme, pero dentro de mí sabía que era un escudo que tomaba porque aún no estaba lista para formar una opinión y agarraba lo que escuchaba.

Otras personas alababan este concepto, no paraban de hablar de lo maravilloso que es ser feminista, pero al grado de exagerar y distorsionar lo que en realidad es. Hacían uso de las redes sociales y aprovechaban cada oportunidad para manifestarse en pro del feminismo, pero en realidad lo que buscaban la mayoría de estas personas era protagonismo, hacer creer a su audiencia que poseían cualidades intelectuales que ciertamente no poseen, hablar del tema de moda, etc. No todas, claro está, pero pude identificar bastantes y lo cierto es que cansaban y muchos dejaron de tomar esto como algo serio, además de que cada vez que alguien se obsesiona a tal grado por un tema, lo único que hace es cansarte y ahuyentarte, y por consecuencia no quieres saber nada más del tema.

feminismo 2Los medios de comunicación tienen gran responsabilidad del criterio que llega a tener una persona. Los memes en internet, las opiniones de celebridades o gente influyente (sobre todo para los jóvenes), los programas televisivos, la música, y por supuesto, las redes sociales. Aquí lo importante es saber formar un criterio propio y saber que aunque estés rodeado de personas que tengan “x” o “y” opinión, tomas partido de lo que sientes en realidad y lo que se apega a tus ideales.

Ahora bien. Después de todo ese tiempo de búsqueda, puedo por fin decir que tengo una opinión y que mi criterio se ha formado a través de la experiencia y la observación.

El feminismo no es violencia. No es fanatismo. No es un movimiento vacío. No busca protagonismos. No nos hace más o menos mujeres u hombres. No es odio. No hay que voltear a verlo porque “está de moda”. No debe confundirse con el “feminismo falso”, en donde se exageran cualidades de la mujer y se cree tener superioridad por serlo, y que además se cometan actos vandálicos en su nombre. No es un sinónimo de machismo pero haciendo atribución a lo femenino. Aunque contiene la raíz de la palabra mujer, algo que algunas personas no comprenden es que el significado de las palabras se amolda a los tiempos y a las circunstancias, por lo tanto ser feminista no es estar “en pro de las mujeres”, tener ideales de “dominación sobre los hombres”. Esta palabra significa equidad, significa empoderamiento entre hombres y mujeres, trabajo colaborativo para llegar a una meta juntos, significa poseer los mismos derechos humanos, porque a final de cuentas es algo que ambos géneros somos. Es respeto y ayuda mutua, es justicia e igualdad de oportunidades.

Es un movimiento en donde debemos empoderar a niños y niñas de la misma manera, evitando así crear sentimientos de fragilidad, ya sea en cuestión sentimental, de ego, intelectual, de carácter.

feminismo 3Es comprender que todos podemos llegar a tener las mismas oportunidades en cuanto al ámbito laboral en dónde es necesaria la presencia de un líder que pueda guiar con su intelecto, su capacidad de estrategia y su razonamiento y resilencia, y eso es algo que tanto hombres y mujeres poseemos.

También favorece a ambos géneros sobre las actividades que la sociedad ha designado para cada uno, y cómo debemos terminar con estos “roles”, ya que lo que una persona pueda o no hacer es cuestión de habilidades e intereses. No hay algo que nos impida desarrollarnos en el ámbito de nuestro interés y para el cual tenemos todas las herramientas para ser exitosos.

Muchas personas, especialmente los hombres, se muestran impacientes, renuentes e incluso fastidiados cuando el tema sale a colación, muchas veces por la influencia de medios o de terceros. Creen que todo esto es de y para las mujeres, y ese es el error que se comete porque de inicio ya se están cerrando a participar, opinar y simplemente abrirse y conocer más sobre este tema.

Debemos recordar y tener presente la definición, y saber que es algo que nos beneficia a todos por igual, ya que ellos sufren también al tener el estigma que la sociedad les ha impuesto de mostrarse siempre fuertes, no llorar ni ser demasiado sensibles, aparentar no tener debilidades y todos los paradigmas que significan ser “el hombre fuerte”, que no todos son, y aquí ellos entran en el juego de aparentar o reprimir sentimientos y pretender no sentir algo o querer mostrar una cara diferente ante la sociedad.

Algunos hombres tienen el pensamiento de “¡claro! Soy feminista. Tengo 3 hermanas, esposa y 4 hijas, además, mi madre”. Se entiende que al estar rodeado de mujeres, su percepción es diferente por el afecto que les tiene y se preocupa por ellas, pero debe de quedar en claro que el valor que tiene una mujer no se mide por la relación o parentesco que tenga con un hombre.

Si alguien va a ser feminista, debe ser por convicción propia, no por adoptar una moda. Debe ser porque respeta y quiere ser respetado, busca justicia y está dispuesto a darla.

Sé por experiencia propia que esta palabra tan controvertida puede ser intimidante e incluso dar miedo, y ya se han manifestado personas diciendo que el nombre es inapropiado y que simplemente se deberían usar otras palabras como “humanismo” o “igualitarismo”, lo cual es totalmente válido y viene al caso. Pero esto sería también una forma de ignorar el pasado y todas las dificultades e injusticias que tuvieron que encarar (y siguen encarando) las mujeres de todas partes del mundo simplemente por cuestión de género. Es por eso, como un recordatorio para tener presente la raíz del problema que se busca erradicar, y también es por ellos, para que se atrevan a romper el paradigma que la sociedad les ha impuesto y los estigmas de “ser o no ser”.

Este movimiento no tiene como objetivo acaparar un tipo de atención banal y vacía, sino el tipo de atención que realmente merece: crear una sociedad que así como las palabras, se adapte a los tiempos y a las circunstancias y no condene lo que es diferente o “nuevo” a los ojos de muchos, pues todos sentimos, todos sufrimos y todos tenemos derecho a expresar nuestras necesidades y deseos.

feminismoMe da gusto haberme tomado el tiempo para encontrar las respuestas y despejar mis dudas sobre el tema, porque he de confesar que hasta cierto punto me daba una especie de miedo proclamarme partidaria (como quiere decir el sufijo “-ista”) de este movimiento. Ahora estoy segura que lo soy, no por el hecho de ser mujer, sino por el hecho de ser humana.

Cuando un amigo o conocido comience a burlarse sobre las personas que quieren hacer un cambio y romper esquemas en cuestión de género, y tengan el descaro de usar palabras tan ignorantes como “feminazi”, invítalo a que se documente antes de bufar y al menos sepa de lo que trata en realidad, no de lo que por desgracia las personas que no utilizan de manera correcta este concepto han hecho creer.

By  Leonora Escobar

      Mayo 2016

Te puede interesar: Las mujeres solteras están cambiando al mundo

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.