5 películas francesas que no debes perder – By Leonora Escobar.

El idioma francés es bien conocido por ser particularmente hermoso de escuchar (y hablar). Tal vez por nuestro entorno estamos más acostumbrados a ver las películas que Hollywood nos ofrece, pero definitivamente deberíamos cine-francésdarle una oportunidad a las películas francesas, ya que tienen muchísimo que aportarnos y también así ampliamos nuestro panorama del mundo al ver otros escenarios y las historias que se desarrollan en ellos.

A mí me encanta el cine francés y sé que me faltan muchísimas películas francesas que son obligadas, sin embargo, puedo afirmar que he visto las necesarias como para atreverme a hacer alguna recomendación. Sin más bla bla bla les comento a continuación cinco films que en lo personal me fascinaron y que de una forma u otra tuvieron un impacto en mí persona, además de que me hicieron pasar un rato increíble.

1.- Empiezo la lista con una trilogía muy especial, dirigida por el cineasta Cédric Klapisch:

  • L’Auberge Espagnole (El Albergue Español, 2002)
  • Les Poupées Russes (Muñecas Rusas, 2005)
  • Casse-tête Chinois (Rompecabezas Chino, 2013)

Esta serie de películas tienen un concepto muy interesante debido a que fueron realizadas en el espacio de 11 años. Esto con la finalidad de representar el paso del tiempo en la vida de los personajes principales y todos los cambios por los que atraviesan.

Nos narra la historia de vida de Xavier (Romain Duris;  lo amo), un francés de 25 años que no quiere quedarse siempre en el mismo lugar (muchos nos sentiremos identificados con esa situación) y decide emprender un viaje de estudios de la mano del programa Erasmus, y de paso, aprender un nuevo idioma. Entonces se va  a Barcelona, en donde se instalará y se verá inmerso en el medio de una masa cultural, con roomies de diferentes nacionalidades. También tiene que enfrentar la decisión de dejar a su novia de toda la vida, (Audrey Tatou) o  seguir con ella pese a la distancia, dejar a su mamá y  dejar su vida en Francia.

13318968_10153641014658806_1999821484_n

En la segunda película, los personajes centrales se vuelven a encontrar y ahora con 30 años, Xavier se encuentra en una situación que no le agrada para nada, ya que está trabajando de algo que nada tiene que ver con su carrera y es infeliz; por otro lado, sabe que lo suyo siempre ha sido escribir y aunque esta es su pasión, sus trabajos no pasan de ser el de “escritor fantasma” y guionista de un programa de televisión mediocre. Su vida sentimental también es un desastre, pero en un giro del destino termina encontrándose con la persona más improbable (o tal vez la más probable). En esta ocasión, Francia, Inglaterra y Rusia serán los escenarios principales, mostrándonos una vez más que “hay mucho mundo para quedarnos siempre en el mismo lugar”. Esta segunda parte me hizo experimentar emociones de ansiedad, frustración, decepción, alegría y esperanza, una mezcla un tanto extraña, así como esta historia.

Para la tercera parte las cosas dan un giro total… así como en la vida real. Xavier tiene ahora 40 años y se da cuenta que sus días de juventud alocada han quedado atrás, ya que ahora tiene responsabilidades y su trabajo como escritor por fin le está dando frutos. Las circunstancias lo llevan a emprender un viaje a Nueva York y buscar establecerse ahí, y llega nada más y nada menos que al barrio chino, un lugar que va a provocar un gran aumento en la intensidad de los sucesos.

Sin duda alguna esta trilogía me marcó, me hizo sentir muchísimo y la recomiendo ampliamente.

2.- La Famille Bélier (La Familia Bélier, 2014)

películas francesas 4Esta película tiene bastantes mensajes, como son el no tener miedo de intentar algo nuevo, ya que nunca sabes si en eso que te dio tanto miedo hacer reside tu verdadero talento; que la familia es de las cosas más importantes, ya que con ellos creciste, te formaste y aprendiste; que en ocasiones tenemos sueños que nos da miedo ir a perseguir porque tenemos que dejar nuestra casa o ciudad y la idea de dejar a tus padres se te hace en cierta forma desagradecida, o simplemente sientes feo por irte y dejarlos, pero a la vez sabes que tienes que hacerlo… y que ellos quieren lo mejor para ti y te apoyan.

Narra la historia de Paula Bélier y su familia, en la que todos son sordomudos excepto ella. Descubre que tiene talento para cantar y a la hora de decidir si debe perseguir su sueño o no, entra en un dilema ya que no sabe si es la mejor decisión quedarse… o irse.

Por cierto, la protagonista (Paula Bélier) es la cantante Louane Emera, quien salió de la segunda temporada de The Voice: La Plus Belle Voix en el año 2013. En su disco “Chambre 12”, aparece la canción central de esta película, “Je Vole”, la cual está adaptada de la versión original del cantante y compositor Michel Sardou.

3.- Populaire ( Mi Historia entre tus Dedos, 2012)

películas francesas 12Esta comedia romántica nos sitúa en 1958, y narra la vida de Rose (Deborah François), que se ve atrapada ya que su destino será casarse con un mecánico, zaz!, ahí se acabó todo lo que siempre quiso. Obviamente ella quiere salirse de su casa y finalmente encuentra la oportunidad de irse a una nueva ciudad en donde aplica para un trabajo como secretaria. Ahí conoce a Louis (de nuevo mi querido Romain Duris) y él descubre un talento no tan oculto de Rose: ella escribe a una velocidad impresionante en la máquina de escribir. Entonces es el momento en que ella descubra todo el potencial que tiene y comience a explotarlo en diferentes concursos de dactilografía. Es una película muy ligera, también con mensajes de libertad, descubrimiento de uno mismo y superación de retos.

4.- Le Hérisson (El Encanto del Erizo, 2009)

películas francesas 4Para muchos una película muy mainstream, pero que definitivamente me gusta mucho.  Paloma (Garance Le Guillermic) está convencida de que quiere suicidarse. Sus papás nunca le ponen atención y su hermana, mucho menos. Nunca nadie la toma en consideración por ser una niña, ya que no debe meterse en las conversaciones de adultos ni opinar, por eso para su cumpleaños número 12, se tomará muchas pastillas que le ha estado robando a su madre. Paloma conoce al conserje  de su edificio, Madame Renée (Josiane Balasko), una señora amargada y solitaria, y a un vecino japonés, Kakuro Ozu (Togo Igawa, que como dato, no sabe hablar francés, se aprendió todos sus diálogos de manera fonética). Juntos descubren que la vida no es tan solitaria después de todo, y empiezan a aprender unos de otros. Lo que esta película transmite es que nunca es demasiado tarde para volver a conectarte con otro ser humano, y que la edad no es un impedimento para formar una amistad. Con un final muy inesperado, El Encanto del Erizo es una muy buena opción para comenzar a ver cine francés.

5.- L’Arnacœur (Rompecorazones, 2010)

13342158_10153641015538806_1425984381_nY bueno ya sé que ya harté con Romain Duris, pero esta película me divirtió bastante. Alex y su hermana tienen un negocio para terminar relaciones, la gente los contrata y ellos hacen que una pareja rompa (deben tener un buen motivo). Su modus operandi es el siguiente: Alex conoce “por casualidad” a las “víctimas”, y emplea varias técnicas como hablarles bonito, piropos, y esas cosas, para que ellas se den cuenta que hay personas que pueden llegar a valorarlas como Alex, y que su pareja actual no es buena para ellas, etc.
En una contratación muy particular, un hombre adinerado le pide que impida que su hija Juliette (Vanessa Paradis) se case con su prometido. El único problema es que Alex y su equipo tienen solamente una semana para hacerlo. Es una película predecible, no lo niego, ya que al final el protagonista empieza a tener sentimientos por Juliette etc etc. Pero esta comedia romántica te hace pasar un buen rato, y también disfrutar de hermosos paisajes en sitios como Marruecos, Francia y Mónaco.

BONUS* Cine canadiense
6.-  Henri Henri (Henri Henri, 2014)

13340425_10153641015763806_340844933_oTraspasando fronteras, el cine francófono está presente también en Canadá, y es en este escenario que conocemos la historia de Henri (Victor Andres Turgeon-Trelles), que al ser huérfano y no tener apellido, se hace llamar Henri Henri. Al tener que abandonar el orfanato en el que se crió, se muda a la ciudad y consigue un trabajo en una tienda de iluminación, una gran coincidencia porque  él está seguro que su misión en la vida es “iluminar la vida de los otros”, por lo que es una persona muy inocente y amigable. Conoce a Hélène, una chica que trabaja en la taquilla de un cine, y gracias a ella descubrirá muchas cosas sobre el mundo y la gente. Varias historias se entrelazan a lo largo de la película para darnos el mensaje de que si ayudas a la gente sin buscar una recompensa por ello, la vida puede sorprenderte en formas que jamás imaginaste.

Una buena opción para estas vacaciones; disfrutar tu tiempo libre con estas grandiosas películas francesas.  Au revoir

 

 Otros artículos de Leonora EscobarPink Tax ¿mito o realidad?

                                                                          Feminismo; el impacto de las palabras.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.