Andy Warhol; transformó el arte en negocio.

“En el futuro, todo el mundo será famoso durante quince minutos”, afirmaba Andy Warhol, Polaroid en mano. El papá del pop art resultó ser un auténtico visionario. Hoy, las redes sociales nos permiten ser estrellas durante esos 1000509261001_1283298450001_bio-mini-bio-andy-warhol-sfminutos e incluso más.

Treinta años después de su muerte, Andy Warhol continúa siendo uno de los artistas más influyentes y carismáticos de la historia del arte y la cultura contemporáneos.

Las colas que se forman frente a las salas de arte de cualquiera de sus exposiciones, demuestran que Andy continúa en las preferencias.

Pero no siempre fue así para Warhol:

Tachado de frívolo, cualidad de la que alardeaba, fue tratado duramente por la crítica, que obnubilada por su polémica y licenciosa vida y su extraño aspecto, (portaba una estrambótica peluca plateada), no supo apreciar su talento.

warholWarhol fue un innovador que desmitificó la concepción del artista como un difícil oficio que precisaba de duros años de formación y perfeccionamiento. La transformó en un mero negocio cuyo único mérito radicaba en ser una celebridad. Y principalmente en… ganar dinero. Su objetivo no era crear algo nuevo y original, para Andy el triunfo era sinónimo de ganancia y para ello bastaba con seguir las normas de la publicidad, no del arte.

Fundador, junto a  Wesselman, Rosenquist, Oldemburg y Liechtenstein, del pop art americano a principios de los sesenta, se erigió como gurú al romper las barreras entre el arte y la cultura de masas. Su íntimo deseo era alcanzar la fama que, como prototipo del artista joven, consiguió a los treinta años. Una vez alcanzada, la utilizó como si de un experto en redes sociales se tratase para hacer de sí mismo una rentable marca.

“El arte comercial es mucho mejor que el arte por el arte” afirmaba. Y en la Factory, legendario almacén donde Andy y su cohorte “trabajaban”, vivían y celebraban legendarias fiestas, actuaba en consecuencia produciendo en serie sus creaciones.

Considerado el artista norteamericano más influyente de la segunda mitad del siglo XX, consiguió materializar el sueño americano alcanzando la fama a los 30 años. Dejó un legado artístico valorado en 220 millones de dólares.

Bajo esta premisa, alcanzó la celebridad y consiguió el pasaporte a la fama eterna inspirándose en las estanterías de los supermercados. Convirtiendo en obras de arte objetos tan cotidianos y populares como los detergentes, los plátanos, o las latas de sopa Campbell, que compulsivamente ingería a diario.andy-warhol-sopa-campbell

Andy fue ante todo un “trashumante” del arte que cultivó todas las disciplinas. Dibujante, pintor, cineasta, fotógrafo, productor musical y floreciente empresario a la postre.

Tras graduarse en diseño gráfico en el Instituto de Tecnología Carnegie a los veintiún años, se trasladó a Nueva York, donde adoptó el nombre que le haría famoso, Andy Warhol. Pues su nombre real era Andrew Warhola, marcando así el punto de partida de su carrera artística.

Ya instalado, empieza a colaborar como ilustrador comercial para revistas como Tiffany & Co, Vogue o Glamour 1361494608769logrando así una ansiada seguridad económica al alzarse como uno de los grafistas más solicitados y mejor pagados de la gran manzana. Paralelamente, publica varios libros que regala entre sus conocidos.

Empieza entonces a desarrollar su obra celebrando su primera exposición individual a los treinta y cuatro años. “Treinta y dos latas idénticas de sopa Campbell”.  Empieza a trabajar con sellos de goma y a crear obras con motivos reiterados que luego colorea a mano, haciendo de la repetición su seña de identidad. Sus primeros cuadros en 1960 beben de la publicidad y el cómic. Popeye o Batman son sus protagonistas. Entre 1962 y 1965 acuña el estilo que le daría la fama y el reconocimiento internacional.

Con información de: http://www.lavanguardia.com

 

Te puede interesar: Descubriendo el MoMA; By Leonora Escobar

MoMA

 

 

 

 

Un interesante relato sobre el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.