Combate el calor con estos excelentes tips

En esta temporada de calor es importante cuidar la salud y tomar medidas para evitar problemas como deshidratación, falta de sueño, resequedad o piel grasa y enfermedades gastrointestinales.

Te dejamos algunos tips que te serán útiles para combatir el calor en esta época del año.

Bebe suficiente agua. 

Es fundamental mantener un buen nivel de hidratación para sentirse bien por dentro y por fuera. Recuerda beber por lo menos 2 litros de agua a lo largo del día, no lo hagas “de jalón”, pues esto te podría ocasionar que retengas líquidos. Tampoco es muy recomendable beber demasiado líquido durante las comidas, ya que puedes diluir los jugos digestivos y ralentizar la digestión.

 

Báñate con agua tibia

Seguramente has escuchado o leído que es “bueno” ducharse con agua caliente para que el cuerpo se adapte al ambiente, o bien, usar agua fría para refrescarse inmediatamente.

Aunque la ducha con agua helada te pueda producir una sensación refrescante de forma momentánea para dormir, lo más aconsejable es ducharse con agua tibia, aunque al principio sea incómodo, al poco tiempo, ya fuera del agua, tendremos una sensación de fresco más duradera que es lo que realmente estamos buscando.

Disminuye el consumo de café, bebidas energéticas y alcohol.

Antes de irte a acostar evita beber café, sin importar si es frío o caliente, o bebidas que contengan cafeína; no ingieras dulces ni chocolates, que te aportarán mucha energía y espantan el sueño. También debes moderar el consumo de alcohol, pues su efecto de somnolencia es efímero y al final te impide alcanzar las fases profundas del sueño.

Evita, en lo posible, el uso de electrodomésticos.

Además de que ayudarás a reducir la huella ecológica, tu casa o lugar de trabajo estará más fresco si evitas usar –por ejemplo- el horno de microondas, lámparas, cafetera, lavadora y televisores.

Cena ligero.

El proceso de digestión dura entre 2 y 4 horas, y si tomamos en cuenta que la última ingesta fuera rica en grasas, proteínas e hidratos de carbono esto podría agravar la situación.

Además de no tener un buen descanso, al día siguiente te sentirás mucho sueño, cansancio, irritabilidad, baja del rendimiento y dificultades para mantener la concentración, por eso es recomendable que cenes alimentos ricos en agua, como las frutas y las verduras, evitando a toda costa las grasas saturadas y carnes rojas que necesitan mucha agua para su digestión, provocando que el cuerpo tiende a deshidratarse.

Fuente: Excélsior

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.