Cómo ligar sin decir una sola palabra

Según Joel Wade, profesor de psicología en la Universidad de Bucknell, el lenguaje no verbal es mucho más efectivo que el verbal cuando se trata de conquistar a la mujer que nos gusta. ¿Cómo dominarlo y conseguir la deseada cita incluso antes del reglamentario ‘hola’? Aquí las claves.

Hazte notar y ocupa tu terreno

Abrirse de brazos cuando estás sentado en tu silla o extenderte a lo largo de la barra del bar son gestos que se entienden como un control del espacio personal y físico, lo que es interpretado como un signo de dominancia. Y sí, les encanta.

Ábrete (literalmente)

Los brazos cerrados no resultan atrayentes para una mujer, según un estudio de Evolution and Human Behavior. No te contraigas o cierres en tu propio cuerpo. Por ejemplo cuando te sientas, evita cruzar las piernas.

Evita la sonrisa permanente

Según este estudio, es entendido como un signo de feminidad y timidez. Es por ello que no deberás de permanecer hierático o frío en la cita, pero regula tus sonrisas para los momentos realmente importantes.

Toca a tus amigos

Con un límite, claro está. Pero dar palmadas en la espalda de tu compañero o tener un contacto físico seguro de ti mismo indica dominación y un buen estatus social, lo que alimenta tu comportamiento en público y tu personalidad.

Toca tu cara

Frótate tu mandíbula, ráscate la barbilla o desalíñate el pelo cada cierto tiempo, según este estudio ellas se sienten atraídas por estos comportamientos. ¿Por qué? Según la ciencia, la parte inferior de nuestra cara está relacionada con los niveles de testosterona. Además, hacer hincapié en esta zona hará que se fijen en ella más a menudo, siendo esta parte de nuestro cuerpo una de sus favoritas.

Imita sus movimientos

Copiar sus actos y hacerle el denominado “mirroring” puede resultar atractivo y llamativo para ella antes de conocerte. Pero cuidado, no te excedas o podrás parecer un mimo.

Juega con la mirada

Barre la habitación con la misma haciendo contacto visual con ella cada cierto tiempo, haciendo que ella se sienta deseada y observada. Pero en esta parte también tendrás que tener precaución, una mirada excesivamente permanente puede resultar ruda y maleducada, lo que la alejará de ti.

Por último, lee sus signos corporales

Esto se refiere a que si te has comunicado de forma efectiva de forma no verbal, ella hará feedback contigo. ¿Cómo? Apartándose el pelo cuando se miran, guiñándote o siguiendo tu mirada. Si esto ocurre, es el momento de llegar al ansiado: “¿Cómo te llamas?”.

Fuente: Esquire Latinoamérica

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.