Crisis de la mediana edad ¿Estás ahí?

Las crisis por tener una cierta edad son muy comunes y no sabes cuando van a aparecer, así que debes estar preparados. De pronto, tu cuerpo, tus sueños, ambiciones y juventud se verán desplazados por el cansancio.

En La Vida Va! te damos una señal de que estás pasando por una crisis de mediana edad.

crisis

  • Has cumplido 30. Te empiezas a preguntar si tu vida va por el rumbo correcto, si debiste haber estudiado esa carrera y tener el trabajo que tienes. ¿Me habré equivocado con mis decisiones? ¿He estado haciendo las cosas bien?
  • Te molesta que te digan señor o señora o que los niños crean que tener 30 es sinónimo de ser viejo. Luego recuerdas que a su edad tú también creías que los treintones eran ancianos; pero no, no se te pasa, solo te hace sentir más viejo.
  • Te autoexaminas diario para ver si no se te está cayendo el cabello, si no tienes una arruga nueva o peor, una cana.
  • Después empiezas a preguntarte si debes tener hijos o no. No importa que hayas dicho que no quieres tener ninguno, la crisis te hará preguntarte si deberías tener uno o no.
  • Y luego sientes que algo te falta, aunque no sabes bien qué es.
  • Empiezan a preocuparte los ahorros. Digo, ahora que tienes 30 sientes que estás a nada de ser anciano y debes cuidar tu futuro ¿no?
  • Te sientes mal cuando dices algo que empieza con “Hace 10 años”, ¿cómo que han pasado 10 años? Y peor aún, el llanto te invade al darte cuenta de que conociste al vecino cuando era un niño y ahora es todo un adolescente. Evitas a toda costa decir “yo te conocí cuando eras solo un bebé”, eso es de viejitos.
  • Tienes dinero. ¿fiesta? no, gracias; compraré un refri o una lavadora.
  • Te enteras de que sacaron otra app y rápido la investigas y la usas para no quedarte atrás, porque si te quedas, tus hijos o sobrinos tendrán que enseñarte a usarla y tal vez no entiendas nada. Como tus papás no entienden cuando hablas de Skype.
  • Por fin empiezas a entender que tal vez, solo tal vez estés atravesando por la crisis de la mediana edad…

 

T.S. Bela.

No escribiré un ensayo de vanidades.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.