Diabetes, la epidemia del siglo XXI

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por la elevación del azúcar en la sangre.  Es un desorden en la forma en que el cuerpo humano utiliza la glucosa que obtenemos al ingerir los alimentos, produciendo una elevación de los niveles de glucosa en sangre. En México, la diabetes es la segunda causa más importante de mortalidad, sólo después de las enfermedades cardiovasculares, y aproximadamente el 15 % de la población la padece.

Existen 3 tipos de diabetes:

  • La diabetes tipo I, también conocida como diabetes juvenil. Se cree que se produce por factores hereditarios, pero aún se desconoce la razón precisa. En este tipo de diabetes, el páncreas no produce nada de insulina por lo que el paciente debe de administrarse insulina por medio de inyecciones u otros dispositivos.
  • En la diabetes tipo II, o diabetes del adulto, la insulina no se produce en cantidad suficiente o es de mala calidad, por lo que la célula no se alimenta adecuadamente y la glucosa se queda circulando por el torrente sanguíneo.
  • La diabetes gestacional ocurre en el embarazo, generalmente a partir del tercer mes. Se presenta en una mujer que antes no padecia la enfermedad. La mayoría de las veces esta condición desaparece al finalizar el embarazo, pero existen casos en que la diabetes permanece al no llevar los cuidados adecuados y se considera como diabetes tipo II.shutterstock_74294383

Como en otras enfermedades, es importante ser detectada en sus inicios para su tratamiento. Entre los síntomas de la diabetes se encuentran la sed excesiva, aumento del apetito, pérdida de peso, fallos en la visión, fatiga, piel reseca y frecuentes ganas de orinar.

Aunque existen factores de riesgo hereditarios (familiares con hipertensión, glucosa y triglicéridos altos), hay acciones que puedes realizar para prevenir esta grave enfermedad:

  • Realizar ejercicio físico 30 minutos diarios.
  • Mantener un peso saludable según nuestra edad, género y constitución.
  • Alimentación balanceada.
  • Tener buenos hábitos de descanso.
  • Realizarse análisis periódicos.

Recuerda que la diabetes puede ser prevenida llevando una vida saludable, pero que una vez que se diagnostica se debe vivir con ella diariamente.

Fuente: Asociación Mexicana de Diabetes

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.