¿Eres workaholic?… Descubrelo aquí

El término workaholic, o adicto al trabajo fue utilizado por primera vez en 1968 por el psicólogo estadounidense Wayne Oates, quien reconoció que se había vuelto adicto a trabajar y aunque esta condición no está reconocida por la comunidad científica, diversas investigaciones psicológicas han intentado distinguir a las personas que simplemente son dedicadas, de las que son verdaderamente adictas a trabajar.work1

Pero ¿Cómo saber si eres dedicado o si eres workaholic? Esto fue lo que descubrieron los científicos:

  • Las personas que sufren esta condición no solo trabajan compulsivamente, sino que también lo hacen sin disfrutarlo. Las personas dedicadas, en cambio, trabajan con gusto.
  • Se destaca que las personas adictas al trabajo sufren de abstinencia al igual que las personas que sufren de adicción al juego o a la cocaína.
  • La adicción al trabajo puede tener efectos físicos y emocionales como problemas para dormir, aumento de peso, presión sanguínea elevada, ansiedad y depresión.
  • Los workaholics tienen dificultades en las relaciones de pareja. Los cónyuges de los adictos al trabajo reportan mayor insatisfacción en el matrimonio.
  • Tener un padre adicto al trabajo también afecta a los niños. Se encontró que los hijos de estas personas puntuaron 72% más alto en las escalas de depresión que los hijos de alcohólicos. También se mostraron niveles más graves de parentificación.
  • Las profesiones que más se relacionan con la adicción al trabajo son los abogados, doctores y psicólogos, según los datos encontrados en la investigación.
  • Los adictos suelen pasar más de 8 horas en su trabajo constantemente, lo cual acarrea que las relaciones que sostienen con los demás sean nulas.
  • Los adictos al trabajo no tienen vida social. La vida se convierte en una rutina de trabajar-dormir para repertirse de nuevo al día siguiente. Estas personas, por lo tanto, no tienen tiempo de socializar y en consecuencia, dejan de relacionarse con los demás.    work

Si te has identificado con lo anterior, eres workaholic, ¡no te preocupes! Hay maneras de remediarlo. Puedes empezar dejando de trabajar a una hora concreta, la cual debe ser diario la misma. También debes adquirir hábitos saludables como ir al gimnasio después de trabajar o practicar un hobbie; esto hará que le dediques tiempo diario y eso significa no estar siempre en el trabajo. También debes aprender a relajarte; esto costará trabajo al principio porque la mente del adicto está en constante búsqueda de lo que crea la adicción, así que puedes intentar hacer respiraciones, yoga o incluso hacer una caminata en algún parque y despejar tu mente.

work2Es importante recordar que, como en toda adicción, la persona puede encontrarse en un momento de su vida solo. Es por eso que es de vital importancia que aprendamos a establecer horarios para el trabajo y para nosotros mismos.

 

By: T.S. Bela.

5 cosas que nunca deberías decir en tu trabajo

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.