Si estás gordo es tu culpa…

enhanced-26009-1463092205-1

No, no estamos ofendiendo a nadie. De hecho yo soy gorda y estoy en proceso de perder peso. Hace unos días vi un video (el cual hubiera querido poner pero no encuentro por ningún lado) en el que un joven, tal vez entrenador, da un mensaje de aliento de una manera poco convencional. En este, él expresa su enojo con las personas gordas, diciendo que el movimiento “body-positive” es una excusa para que el individuo se mantenga gordo.

La típica frase “deberías amarme por mi personalidad, no por mi cuerpo” es algo que se ha vuelto bastante común y este chico lo ataca en su video. Con sabias y agresivas palabras, él dice que es un pretexto de holgazanería y que la gente obesa que promueve este mensaje, no estará ahí, a lado de la cama viéndose morir por enfermedades cardíacas, causadas por la obesidad, ni pagarán la enorme cuenta del hospital. No podrán estar ahí a lado, palmeándose y diciendo “al menos te amaron por tu personalidad”.

A muchos les ha molestado el video pero muchos otros hemos apoyado la premisa de este chico. Uno realmente es gordo porque quiere y no se trata del físico meramente, como el chico del video dice y lo que nos ha puesto a reflexionar, el no cuidar de nuestra salud es un acto egoísta, es un acto de conformidad y es un buen pretexto para no enfrentar el problema y cambiarlo.

enhanced-11813-1463092009-1

El movimiento body-positive no es una mala idea, pues ayuda a que personas “diferentes” obtengan el respeto y la dignidad que se merecen. Pero dejemos esto para personas que nacieron sin un miembro, o para las personas que en un accidente perdieron la movilidad y ahora están en silla de ruedas. Meter el concepto positive-body en el sobrepeso no está ayudando a las personas a vivir de manera positiva, sino que les está afectando de manera personal, social y física.

Este movimiento está relacionado directamente con el feminismo, pidiendo que los hombres respeten a las mujeres gordas y tratando de lograr que estos se sientan atraídos a ellas, sin importar su peso. Y no es como que el hombre rechace a una mujer por su gordura (en la mayoría de los casos y la cultura, el hombre prefiere a una mujer con carne, que a una que no tiene) esto ni siquiera debería de tratarse de eso. En vez de hacer cara al problema, estas personas han ideado la manera perfecta de hacer que su conformismo sea aceptado e incluso aplaudido por la sociedad.

Pero estamos hartos de este movimiento. Estamos hartos de que nos digan que ser insano, que comer cosas no saludables está bien. En internet podemos encontrar miles de casos de mujeres expresando lo orgullosas que están de ser así. Como gorda lo digo: Esto es mentira. Nadie que sea gordo se siente bien consigo mismo. Nos metemos esta idea de que nos tienen que amar por lo que somos, pero no importa cuánto nos amen los demás, siendo gordos, no nos amamos a nosotros mismos como tanto predicamos.

gordo2

La premisa de ámame por lo que soy es un mantra que ayuda a las personas a no enfrentar el problema. Las personas tienen miedo de hacer algo por sí mismas y para sí mismas. Esta frase ayuda a esconder el miedo, lo distrae, pero en realidad, esas ganas de cambiar, esas ganas de verse mejor, de sentirme mejor, siguen ahí.

No es tan difícil cambiar tu vida, no es tan difícil bajar de peso y ser saludable. Simplemente uno tiene que entender que la voluntad es la mejor amiga que tenemos y que nuestra zona de confort es nuestra peor enemiga. Si quieres bajar de peso y estar saludable, busca ayuda. Parece difícil, pero es más fácil de lo que crees y cuando empiezas a sentirte mejor, a verte mejor, todo se simplifica aún más.

Aplaude las estrías, aplaude las cicatrices, aplaude las arrugas; pero deja de aplaudir la obesidad.

T.S. Bela.

No escribiré un ensayo de vanidades.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.