Recomendaciones para que el running no lesione tus rodillas

running 1La práctica del running es una de las actividades más saludables, no solo para la articulación de la rodilla, sino también para todo el organismo en general. Sin embargo, su mal uso, o el abuso de ella, pueden ocasionar lesiones irreparables en la articulación de la rodilla.

En primer lugar, debemos ser capaces de reconocer nuestras limitaciones. ¿Hay lesiones previas? Tenemos malformaciones o alteración de ejes. La edad (a partir de los cuarenta años el cartílago ya ha empezado a perder sus propiedades elásticas). El haber hecho o no anteriormente deporte. Y sobre todo, un  factor muy importante, el peso. Más que ponerse a correr para perder peso, se debe pensar en perder peso para correr.

Los consejos que podríamos darte si practicas running son:

Calzado adecuado:

sport-shoe-1470061_640Utilizar calzado adecuado es un aspecto fundamental. De preferencia que ayude en la amortiguación, ya que la mayoría realizamos esta actividad en asfalto. El calzado de este tipo suele tener un precio más elevado, pero es preferible invertir en ello que pagar la cuenta del médico derivada de una lesión.

Estudio de la pisada en carrera.

Es muy importante saber cómo repercute en la rodilla la carga de nuestro peso. Para ello es necesario estudiar cómo es tu pisada y conocer la técnica adecuada para ejecutarla al correr. Esto te ayudará a ser más efectivo al realizar este ejercicio y a no cargar de forma innecesaria los pies, reduciendo también el riesgo de lesiones.

Práctica progresiva y continua.

Se recomienda empezar por distancias cortas, alternando periodos de carrera y caminata al principio y posteriormente combinar carrera intensa con más suave. Y sobre todo, varios días a la semana y bien repartidos.

marathon-1649905_640Supervisión de nuestra forma de correr.

Para ello, puede ser interesante asistir durante unos meses a un gimnasio. Buscando que un preparador físico nos enseñe a correr en una cinta mientras dominamos nuestra técnica.

Calentamiento:

Calentar antes y después del ejercicio físico. No debemos olvidar es que el calentamiento debe realizarse con movimientos suaves y lentos, para que nuestras articulaciones se vayan desentumeciendo poco a poco.  Recuerda realizar estiramientos también al final de la carrera, detenerte de golpe puede ser perjudicial.

Algunos datos de género.

En cuanto a quién le afectan más las lesiones de rodilla, si hombres o mujeres, aquí la mujer tiene las de perder. Y esto se debe a que su eje de carga es diferente. Debido a varios factores como; mayor anchura de la pelvis, a que su rodilla proporcionalmente es más pequeña, running 3con lo que soporta más peso por unidad de superficie, y también a una menor masa muscular que estabilice de forma dinámica esta articulación.

Otros factores son; una mayor frecuencia de problemas rotulianos, así como la mayor incidencia de “genu valgo” o rodillas en “X” en el sexo femenino. Todo esto hace que la rodilla de la mujer sea más propensa a las lesiones deportivas. Aclarando que es más común en los deportes de contacto que en el running.

Para terminar, solo un consejo y aclaración al mismo tiempo: tan indeseable es abusar del running como el sedentarismo para las rodillas. No hay que dejar de mover esta articulación pues el movimiento y la carga son el mecanismo por los que se nutren las células que forman el cartílago.

Con información de: http://www.noticiasalud.com/

Te puede interesar: Deportes con los que quemarás más calorías

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.