Hábitos que te ayudarán a ser más agradecido

Ralph Waldo Emerson afirmó que, para conseguir la felicidad, había que cultivar “el hábito de agradecer cada cosa buena que llega a tu vida y de dar las gracias siempre”.

A continuación encontrarás una lista de 10 hábitos que te ayudarán a ser agradecido en tu día a día.

1. Escribe un diario.

Los estudios que han tratado este tema demuestran que escribir sobre las cosas por las que te sientes agradecido puede ser beneficioso. Tener un diario de cosas por las que estás agradecido fomenta el pensamiento positivo (algo muy útil ya que el cerebro se centra en las cosas malas por naturaleza).

2. No evites las cosas negativas.

Mostrar agradecimiento genera más optimismo, pero la gente agradecida no evita la negatividad. Aunque solemos asociar gratitud con el hecho de centrarnos en lo bueno y evitar lo malo, la clave para llevar una vida de agradecimiento es asumir que habrá contratiempos.

3. Pasa tiempo con tus seres queridos…

Las personas agradecidas saben que no han llegado a donde están sin ayuda de nadie y, para ellos, pasar tiempo con sus seres queridos es un hábito.

4. Utiliza las redes sociales con cuidado.

Existen investigaciones que demuestran que los pensamientos positivos que se comparten en las redes sociales se propagan más rápido que los negativos, y esto hace que todo el proceso de ser una persona agradecida sea más fácil cuando uno se conecta a Internet.

5. Reconoce el valor de las pequeñas cosas…

Los pequeños momentos del día a día también son importantes. Hay que dar las gracias por ellos.

6. …Y ayuda a que otros también lo hagan.

Los pequeños gestos de amabilidad marcan la diferencia cuando se trata de ser una persona agradecida. Estas personas reconocen y devuelven cada muestra de amabilidad que se les ofrecen, ya sea un simple cumplido, una ayuda o recibir flores “porque sí”.

7. Muévete.

Puede que no se parezcan en nada a simple vista, pero la gratitud y el ejercicio pueden formar un buen equipo. Está demostrado que hacer ejercicio ayuda a despejar la mente y a reducir el estrés, ambos muy importantes para ser agradecido.

Fuente: The Huffington Post

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.