El Lado Oscuro del Corazón. La tienes que ver.

el-lado-oscuro-del-corazon-girondo

En La Vida Va! amamos las películas y más si salen de lo normal, como es el caso de “El Lado Oscuro del Corazón”. Esta película, ya viejita, es nuestra favorita cuando de poesía y estilo alternativo se trata.

Filmada en 1992, co-producida por Argentina y Canadá, El Lado Oscuro del Corazón narra la historia de un poeta que pasa los días buscando a la mujer que vuela, es decir, a la mujer que se entregue en cuerpo y alma. No tiene dinero ni trabajo, por lo que hace poemas y los da a cambio de comida o de algunos pesos en los cruceros. En su implacable búsqueda encuentra a una prostituta fascinante, quien además, es la mujer que vuela. Durante el resto de la película, Oliverio trata de hacer que ella se enamore de él y se queden juntos, pero la vida que llevan ambos hacen imposible que esto suceda.

Por medio de versos hermosos e intensos escritos por Mario Benedetti , Oliverio Girondo y Juan Gelman, Oliverio (el personaje de la película) recorre bares y lugares entrañables de Buenos Aires y Montevideo en busca de aquella mujer de sus sueños,aquella de debe conocer antes de morir. Por lo que no solo estamos viendo una película cualquiera, estamos viendo una obra de arte que mezcla paisajes hermosos y combina poemas para dar énfasis a las tomas. ¿Algo genial? Aparece Mario Benedetti en la película recitando un poema en alemán.

¿Te podemos convencer de ver El Lado Oscuro del Corazón con algunos poemas?

el lado oscuro del corazón 2

Me partiste el corazón…pero al herirlo, lo creaste…
nunca hubiera podido pagarte esto que hiciste en mi…
iluminaste el lado oscuro de mi corazón…
¿por qué decidiste quedarte pobre, dejándome a mi tan rico?

 

 

 

 

el lado osuro del corazon 3

– Es muy difícil.
-¿Qué es difícil?
– El amor. ¿Cómo amar sin poseer? ¿Cómo dejar que te quieran sin que te falte el aire? Amar es un pretexto para adueñarse de la vida del otro, para volverlo tu esclavo. Para transformar su vida en tu vida. ¿Cómo amar sin pedir nada a cambio, sin necesitar nada a cambio?

Después de conocer una mujer etérea, ¿puede brindarnos alguna clase de atractivos una mujer terrestre? ¿Verdad que no hay una diferencia sustancial entre vivir con una vaca o con una mujer que tenga las nalgas a 78 centímetros del suelo?

 

T.S. Bela.

No escribiré un ensayo de vanidades.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.