Logan, la película recién estrenada de la que todo mundo habla.

loganLogan es tan buena que podrías olvidar que es una película basada en un cómic. Es otra entrega en la extensa saga de los X-Men, pero no parece una secuela ni un anuncio para el siguiente filme. Se desarrolla, luce y suena como una película. Es una historia clásica combinada con tramas modernas llenas de insinuaciones sobre la mortalidad, y grandes dosis de violencia cruda.

Una vez más, Hugh Jackman se ha preparado para interpretar a Wolverine, un mutante conocido como Logan que también es el personaje más exitoso de la serie. El encanto de Jackman puede iluminar hasta el lamento más sombrío, pero para los agnósticos de los cómics el verdadero atractivo es que Logan se rehúsa a involucrarse en la trama. Una ambivalencia que puede resultar familiar para los espectadores cansados de ver siempre la misma batalla.

Esta es la décima vez que Jackman interpreta a Logan y, aunque las garras del personaje están intactas, la película representa un gran cambio estilístico y narrativo en el universo de la franquicia. El filme, que cuenta con la dirección logan 2de James Mangold —quien escribió el guión junto con Scott Frank y Michael Green—, tiene además la claridad y la franqueza de un clásico.

Logan, un cómic que se convierte en un clásico

Es mitad película de vaqueros y mitad cine negro. El tipo de película en el que un extraño surge de las sombras y se deshace de su aislamiento y su carga existencial el tiempo suficiente para hacer justicia dondequiera que se necesite. Lo conocemos. Es el hombre de la sonrisa tensa y el labio partido. Aquel con esa forma áspera de hablar que, sin embargo, no oculta por completo las heridas de su alma.

La primera escena es cinética y está montada de manera eficiente. Tiene un sadismo casual y su manera de apegarse a dscdefcedr-jpg_594723958las bases del género resulta casi un rito. Logan está tomando una siesta en su auto estacionado, cerca de la frontera entre México y Estados Unidos, cuando una pandilla lo despierta al tratar de robar sus llantas.

Es la clásica escena en la que se despierta al monstruo. Ese episodio donde el héroe anuncia sus buenas intenciones al deshacerse de villanos demasiado estúpidos como para saber a qué se enfrentan. Logan les pide que se detengan, como dándoles una advertencia. No tiene caso. Y no pasará mucho tiempo antes de que Logan destace, rebane y perfore cuerpos como si fueran kebabs…

¿Qué esperas? Lánzate al cine a ver a Logan!

con información de: http://www.debate.com.mx

Te puede interesar: Emma Watson sorprende con su voz en un adelanto de La bella y la bestia

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.