Los riesgos de ser vegano

Para comenzar, debemos comprender bien la diferencia entre veganos y vegetarianos.

Aquellas personas vegetarianas, han decidido dejar de comer cualquier tipo de carne. No obstante,  sí ingieren otros productos de origen animal como leche, huevos y queso.

Los veganos, no incluyen productos de origen animal como carne, pescado, miel, huevos, queso y leche. Incluso, hay veganos que no cocinan la verdura llevando una dieta conocida como crudivegana.

Cuando eliminamos un grupo de alimentos tan amplio como los de origen animal, hay una serie de nutrientes que es complicado obtener sólo de los vegetales.

Estos son los elementos necesarios para la salud que corren peligro al ser veganos:

  • Proteínas  

Aunque la proteína no sólo se encuentran en la carne, consumir frutos secos, semillas, soja, legumbres, lentejas y granos a veces no son suficientes para obtener este elemento.

Las proteínas ayudan a construir y mantener los músculos, órganos, piel y huesos sanos.

  • B-12

La vitamina B-12 es esencial para el ser humano pues nos ayuda a tener los glóbulos rojos sanos y con esto se previene la anemia. El gran problema es que sólo se encuentra en los productos de origen animal y por esto los veganos deben ingerir suplementos de esta vitamina.

  • Omega-3

El Omega-3 ayuda al cuerpo a tener tejidos sanos, el desarrollo del cerebro, de la visión y la salud cardiovascular.

Si no se ingiere de productos de origen animal como el huevo y el pescado, se puede encontrar en suplementos alimenticios.

  • Hierro

El hierro es la vitamina esencial para que nuestros glóbulos rojos funcionen correctamente.

Es difícil consumir suficiente hierro con una dieta vegana ya que a partir de la carne, esta vitamina se absorbe con mayor facilidad. Por esto, un vegano debe comer muchas verduras de hoja oscura como la espinaca, fresas, cítricos, col, brócoli y además, frijoles, lentejas, frutas secas y cereales.

  • Calcio

Como todos sabemos, el calcio es importante para tener dientes y huesos sanos. Si no consumimos productos lácteos, debemos sustituirlo por otras opciones que aporten esta vitamina como leche de soja, jugos de frutas, tofu con calcio añadido.

Lo más importante es que si decides llevar este tipo de alimentación, consultes a un experto y consideres todos los beneficios y riesgos que puedes correr.

Fuente: Swagger

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.