Mamás y su lógica.

Las mamás son los seres más amorosos y maravillosos del mundo. No importa qué tan malos hijos seamos, las mamás siempre nos van a amar y estarán para apoyarnos. Aún así, todo hijo sabe que a veces la lógica de nuestras madres es extraña y muchas veces mágica.

En La Vida Va! te presentamos una serie de comportamientos que te harán decir “Esa es mi mamá”.

mamás2

  • No encuentras algo. Lo que sea. Y le dices a tu mamá que no está. La lógica de las mamás es decir “Y si lo encuentro ¿Qué te hago?”. No sabemos cómo, pero siempre lo encuentra.
  • Tienes hambre y se lo dices a tu mamá, ella te contestará que hay sopa, a lo que tú le dirás que no quieres comer eso. La lógica materna es decirte que, entonces, realmente no tienes hambre. Así que te comes la sopa porque, en realidad, sí tienes.
  • Tu mamá te llama al celular y no contestas. De pronto ves que tienes 30 llamadas perdidas de ella y te pones a rezar.
  • Las mamás tienen una fijación por que uses suéter. Si hace frío o está lloviendo y no te has llevado algo para taparte, que Dios te ayude si te enfermas porque escucharás 3 días seguidos “Te lo dije”.
  • Tu mamá se enoja contigo y te dice “Haz lo que quieras”. No lo hagas. Es un truco malvado de las mamás para ver si eres obediente o desafiante. Haz lo que quieras realmente significa que harás lo que ella diga aunque no quieras.
  • Jamás, ni por error le digas a tu mamá que estás aburrido a menos que quieras ir a limpiar tu cuarto.
  • Tu mamá quiere solo lo mejor para ti. Por eso cuando alguien llega a buscarte a casa para salir, mamá se asoma para ver quién es, cómo se viste, qué carro trae. Y pobre de ti si tu amistad tiene pinta extraña, tu mamá no dejará de decirte que tu amigo es raro. Y tal vez tiene razón.
  • Hay cosas que las mamás detestan de nosotros: Que salgamos, que no salgamos, que comamos poco, que comamos mucho, que durmamos poco, que durmamos mucho, que les contestemos cuando hablan, que no les contestemos cuando hablan. Lógica de madre.

mamás

  • Para las mamás, la raíz de todo mal es la computadora o el celular. Si te duele el estómago, es culpa de la computadora; si te duele la cabeza, es culpa de la computadora… Y a veces quisieras decirle que a ella le duele la cabeza por estar 5 horas jugando Candy Crush.
  • En casa no te baja de sucio, de flojo o de muchas cosas. Pero cuando habla de ti con sus amigas eres el hijo ideal.
  • Salir dos días seguidos merece que tu mamá te diga que ya vives en la calle y que solo usas la casa de hotel. No importa si fuiste a estudiar, saliste dos días seguidos. En otro de los casos te dirá que le dejes una foto tuya porque ya no te ve y no quiere olvidarse de ti.
  • Te mamá te toma una foto y te dice que sales genial. Cuando ves la foto, está toda movida; de alguna forma se las arregló para que tu papada sobresaliera, un ojo se te viera más grande que otro y tu cuerpo se viera deforme. No importa que parezcas pintura de Picasso, tu mamá te ve como si fueras lo más hermoso del mundo.
  • Y pobre de ti si ves a tu mamá lavando los platos y te cacha acercándote lentamente para dejar un vaso sucio. Frases como “siempre soy yo quien hace todo”, “¿por qué no ayudas en la casa?”, “no te acomides” y muchas más, taladrarán tu cerebro por 30 minutos.
  • Te regaña cuando repruebas un examen. Luego sacas 10 y te sientes el mejor hijo del mundo, llegas con la calificación y recibes un “mínimo, es tu obligación”.

Por esto y muchas cosas más, las mamás son los seres más maravillosos del mundo. No importa que a veces no las entendamos o que no nos entiendan; siempre estarán ahí para nosotros.

T.S. Bela.

No escribiré un ensayo de vanidades.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.