Manual del pésame II.

Debido al gran éxito que el manual del pésame ha tenido entre nuestro seguidores y personas a las que les llegó por Facebook, hemos decidido traerte el manual del pésame parte II, que de nuevo, de una manera divertida nos cuenta qué es lo que debemos o no debemos hacer cuando asistimos a un funeral.

pésame

Sin más preámbulos, La Vida Va! te presenta el manual del pésame parte II.

1.- Es de pésimo gusto preguntar si el Fallecido te dejó pensionada, si tenía Seguro de Vida (mucho menos, pregunten la cantidad); cuando uno necesite dinero, lo más seguro es que no se lo pedirá a los que la interrogaron.

2.- El abrazo que uno recibe se debe sentir cálido, por favor, no golpeen la espalda como si quisieran hacer expulsar algo atorado (el cuerpo de por sí ya duele).

3.- Si ya viste en ocasiones a los familiares del Fallecido, y no dijiste nada en su momento, mejor no le muevan, al mes, pues  no se oirá sincero.

4.- De verdad, no repitan el tan trillado “Échale ganas”, pues con mucha pena, esto no se trata de ganas, se trata de sentimientos y el hecho de que uno llore no significa que le falten ganas de seguir, sólo es una manera de sacar el dolor.

5.- Si se encuentran con algún familiar del Fallecido en lugares públicos, comiendo o de compras, no lo juzguen como frívolo, la vida tiene que seguir, y lo más seguro es que le cueste trabajo continuar con sus actividades cotidianas, pero ésta es una manera de asimilar la ausencia, y tratar de continuar lo mejor posible con su vida.

6.- Si piensan ofrecer ayuda, háganlo sin ningún interés de por medio, no piensen que por encontrarse en una situación penosa, los Deudos no se dan cuenta de sus intenciones. No esperen comprar a precio de risa, artículos que uno ya sabe su valor, pues se trata de apoyar, no de aprovecharse de la situación.

7.- Si tienen deudas pendientes con el fallecido, lo mejor es que hablen con sus familiares y ofrezcan un trato para liquidar dicho adeudo, ellos entenderán y esperarán a que pueda ser liquidado, pues sería muy triste encontrar una lista de deudores entre los múltiples documentos, después de un año.

8.- Si se topan con alguien de la Familia en cuestión y lo notan más delgado o demacrado, no le pregunten si está enfermo o se siente mal, seguramente se siente “muy” mal, suficiente tiene con su pena, como para todavía preocuparse por su aspecto.

9.- Si los familiares deciden cerrar por la noche la Capilla de Velación, no lo vean como una grosería, en realidad lo que todos necesitan es descansar para lo que sigue. Si no pueden regresar, se entenderá y se agradecerá de todas maneras.

10.- Si quieren guardar un gran recuerdo del fallecido, por ningún motivo se acerquen al féretro, lo más seguro es que no lucirá como era en vida, el maquillaje y la preparación cambian las facciones y en ocasiones puede incluso impresionar (no es nada grato ver un cadáver).

11.- Aunque sea de buena fe, no ofrezcan una lista de prospectos para relevar al Fallecido (Primos, Hermanos, ExNovios, vecinos y mucho menos ancianos millonarios), en lo que menos se piensa en estos momentos es en eso, ya el tiempo dirá qué sigue.

 

T.S. Bela.

No escribiré un ensayo de vanidades.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.