Pasos a seguir para tener una excelente primera cita

El objetivo más grande que tiene una primera cita es, que al terminar su encuentro, ambos estén emocionados de conocerse y puedan llamar a alguno de sus amigos para decirles “¡No vas a creerlo! Anoche tuve una increíble cita” mientras se forma una sonrisa en su rostro. Y ¿a quién no le gustaría asegurar el mismo resultado?

Es por eso que si quieres conseguir una excelente primera cita, debes seguir estas recomendaciones.

1. Primera impresión. La imagen que una persona proyecta a los demás es muy importante, sobre todo en la primera cita. Sus gestos, ropa y palabras dicen mucho de la persona y de su personalidad, por lo tanto, cuidar su imagen y sus modales es imprescindible. Si no sabes qué ropa es la idónea para que tu cita sea perfecta, intenta encontrar un equilibrio entre lo formal y lo informal. Definitivamente no uses un traje y evita ponerte todas las joyas, pero tampoco vayas de pants y tenis. Para causar una buena primera impresión lo mejor es ser uno mismo, pero un poco más arreglado.

2. Empatía. La manera más sencilla de ser empático es poner atención a lo que dice la otra persona. La conversación puede ir desde el tipo de comida que les gusta, hasta a dónde les gustaría ir en la siguiente cita. Y a esto súmale que si la persona se siente escuchada, las posibilidades de que se sientan identificados se elevan. Ambos son responsables de hacer sentir cómodo a su acompañante. Una vez, un sabio amigo me dijo “es mejor estar interesado, que ser interesante”.

3. Elige sabiamente el lugar. Hombre, recuerda esta regla: mientras más bonito sea el lugar, más atractivo te ves tú. El ambiente del lugar siempre ayuda a que el caballero se destaque. Si la afortunada chica te gusta, y a ella le gusta el lugar, entonces has elegido bien.

También ubica algún café o bar que quede cerca del lugar, en caso de que quieran alargar su cita. Cambiar de escenario siempre equivale a cambiar de emociones. Sin embargo, se recomienda que la cita no sobrepase un par de horas. Recuerda que es mejor quedarse con ganas, que correr el riesgo de prolongarlo demasiado. Así, la cita concluirá en un momento de clímax y buen humor, y habrá más posibilidades de continuar en una segunda cita.

4. No te entusiasmes demasiado. No importa si es la chica de tus sueños o tu príncipe azul. Es importante mantenerte controlado y no ser muy obvio si tu cita no te gustó. No te precipites en hacer evidente que la otra persona te atrae. ¿Por qué? Porque la gente valora más lo que le cuesta trabajo obtener. Las mujeres valoran el afecto/atención que pueden ganar, y los hombres valoran la belleza/sexo que pueden obtener. Así que ¡relájate! Mantén el misterio y disfruta de la cita.

5. Diviértete. No vayas a una primera cita con la idea de asistir a una segunda. En lugar de estar pensando en eso, ¡mejor disfruta el aquí y el ahora!

Si detectas en los primeros 5 minutos que tu cita definitivamente no es tu tipo, trata con amabilidad y respeto a esa persona, y disfruta de la velada. Finalmente ambos accedieron a conocerse, sin compromiso. Por el otro lado, si la persona con la que estás realmente te gusta, goza del momento e intenten conocerse. Si todo sale bien, ¡tal vez haya segunda cita!

Relacionado: Estos son los hábitos que nunca deberían pasar de moda en una cita. Toma nota.

Fuente: De 10

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.