¿Practicar senderismo? Te damos diez motivos para que te animes.

El senderismo es una afición a la que todos podemos dar rienda suelta en los alrededores de nuestros pueblos y senderismociudades puesto que hay rutas senderistas en cualquier sitio donde exista naturaleza.

Cualquier distancia y dificultad es buena ya que en este deporte, cada uno pone sus límites. Abundan cada vez más los clubes de senderistas y casi cualquier localidad tiene uno al menos. Son asociaciones para hacer deporte, hacer amigos y quién sabe, tal vez conocer a tu media naranja.

Te compartimos 10 motivos para practicar el senderismo.

  1. Ponerse en forma

Para caminar por el campo o el monte, en principio, no hace falta ser un gran atleta. Existen  varios niveles de dificultad, puedes empezar por caminatas ligeras. Cualquier distancia y cualquier nivel que nos marquemos harán siempre que nuestro estado físico mejore aumentando nuestra capacidad pulmonar y nuestra resistencia.

  1. Prevenir enfermedades cardiacas

El hecho de que caminar sea un ejercicio aeróbico, provoca que activemos el corazón. De esta forma lo iremos fortaleciendo gradualmente  a la vez que prevenimos enfermedades cardiacas.

  1. Ser más optimistas y sentirnos mejor con nosotros mismos

senderismo 2Se trata de un deporte y eso, ya de por sí, hace que generemos endorfinas, hormonas imprescindibles para la salud mental. Pero, además, se trata de una práctica que se realiza en comunión con la naturaleza. Nos alejamos del estrés laboral de las grandes ciudades. Dejamos atras el ruido de la ciudad. La contaminación. Sólo sentirás paz, admirarás paisajes espectaculares y oirás el canto de las aves. De hecho, existen empresas que incluyen esta actividad como válvula de escape para sus empleados.

  1. Perder peso

Y si a todo esto añadimos que puedes quemar calorías disfrutando sin hacer un esfuerzo máximo como puede ser el atletismo, mucho mejor. Al estar en constante movimiento, aunque no nos lo parezca, estaremos perdiendo grasa corporal. Y si esta actividad la realizamos por recorridos con subidas y bajadas perderemos mucho más, puesto que al subir una cuesta necesitamos mucho más esfuerzo y, de esta manera, consumimos más calorías.

  1. Respirar aire puro

Al estar en plena naturaleza, el aire que respiramos es de calidad, alejado de la polución de las grandes ciudades. Una práctica semanal del senderismo nos permitirá limpiar los pulmones y hará que en lo sucesivo respiremos mucho mejor y disminuyamos el riesgo de tener enfermedades respiratorias. De hecho, esta práctica está prescrita para las personas con problemas en los pulmones  siempre que el esfuerzo sea moderado.

  1. Aliviar los dolores de espalda

Caminar, como hemos dicho, ayuda a relajarnos y muchos de los problemas que causan los dolores de espalda tienen que ver con esas tensiones acumuladas en un punto concreto de nuestra musculatura dorsal.

  1. Reducir la presión alta

Si tenemos la tensión arterial alta este ejercicio nos ayudará a disminuirla, algo que está directamente relacionado con el hecho de que sea una actividad cardiovascular.

  1. Socializar

senderismo 3Como ya hemos comentado al principio, existen clubes de senderistas en los que numerosas personas aficionados a un mismo deporte se reúnan para practicarlo. Eso te permite conocer gente, compartir charlas al tiempo que caminamos, alejarnos, a veces, por un rato, de ese internet al que todos estamos enganchados. Por muchas redes sociales que tengamos el contacto cara a cara es el más auténtico.

  1. Mejorar tus cualidades en la cocina

Al ser una actividad que muchas veces se realiza en grupo, el momento de descanso durante una ruta para alimentarnos un poco es muy importante. A menudo se comparte la comida y quedas fatal cuando alguien se ha esmerado mucho en refrigerio y tú llevas productos de la tienda de la esquina.

  1. Puedes hacerlo con niños

Si eres papá y siempre te quejas de que la paternidad te está alejando del deporte por la falta de tiempo y porque no tienes con quién dejar a los críos para practicarlo, ya no tienes excusa, el senderismo es tu mejor alternativa. A partir de que tengan tres o cuatro años ya puedes hacer rutas cortas con ellos. Te aseguramos que disfrutarán como el que más porque no son tontos y conocen el valor de la naturaleza.

Te invitamos a que te informes de los grupos de senderismo en tu ciudad. Entra en contacto con ellos y date la oportunidad de probar esta actividad, seguramente te va a resultar muy satisfactoria.

con información de: http://deporadictos.com/

Te puede interesar:Razones para practicar algún deporte

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.