Romanos y sus perversiones.

romanos

Todos nos sentimos atraídos por los romanos y su historia. La Antigua Roma era un lugar extraño donde al tiempo que los emperadores procuraban dar orden a determinados asuntos, reinaba el desorden. El Coliseo dictaba la diversión, de la mano de la muerte y el sacrificio.

Sin duda, los romanos de esas épocas tenían una gran cantidad de costumbres que ni siquiera conocemos, y es por eso que debes saber estas formas de perversión de los antiguos romanos.

 

  • Esclavos sexuales. Las constantes guerras permitían conseguir muchos jóvenes de tierras conquistadas que se vendían en todo el imperio. La razón más común era la esclavitud sexual, difundida entre todos los aristócratas. Los esclavos eran vistos como un objeto, y por lo tanto, legalmente no era una infidelidad.
  • Pornografía pública. Toda la ciudad estaba cubierta de imágenes pornográficas, generalmente de penes en dibujos o estatuas. Los dioses romanos eran retratados teniendo relaciones sexuales y los baños públicos tenían imágenes de parejas en todas las posiciones imaginables. Esto no es raro porque la idea de la fertilidad dictaba que era buena suerte y que eso les permitirá procrear sin problemas.
  • Graffitis. En la ciudad de Pompeya se encontraron muchos graffitis, algunos de ellos con algunas frases poco corteses, eróticas o de soldados que estuvieron en el lugar. Lo que más abundan son las referencias sexuales que no podían faltar.
    romanos2
  • Tumbas y sexo. Mientras nosotros solemos poner solo algunas pocas palabras en las tumbas, los romanos escribían largos epitafios con descripciones pormenorizadas. Entre las más interesantes se encuentran algunas donde se dan consejos para aprovechar la vida, o donde se describe la vida sexual de la persona muerta.
  • Literatura para adultos. Si bien en la actualidad hay algunos indicios de literatura para adultos, no es tan común como lo fue para los romanos. Casi toda la literatura se trataba sobre aventuras sexuales y fetiches, al mejor estilo de una película pornográfica.
  • Pederastia. Aunque es visto en la actualidad como una aberración, en la Antigua Roma era totalmente común. Los maestros debían mantener relaciones con sus alumnos, y la única restricción era que para mantener una relación homosexual, el niño debía tener por lo menos 12 años. En cuanto a los esclavos, todo valía.
  • Orgías religiosas. Las bacanales o fiestas de la fertilidad implicaban mucho alcohol y mucho sexo entre todos los presentes. Aunque intentaron prohibirse, sobrevivieron por varios siglos y a pesar de ser un rito religioso con un fin de fertilidad, la gente asistía para mantener relaciones libremente.
    romanos3
  • Infanticidio. La libertad sexual romana probablemente generaba muchos embarazos, pero las madres no siempre querían a esos niños. Es por eso que los tiraban, y era una práctica tan común que probablemente nadie se extrañara.
  • Castigos a la infidelidad. A pesar de toda libertad seguía siendo una sociedad profundamente machista. Si alguien tenía relaciones con tu mujer, entonces tenías derecho a sodomizarlos a ambos, y si lo deseabas, públicamente.

Fuente: http://www.batanga.com/

T.S. Bela.

No escribiré un ensayo de vanidades.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.