Señales que te indican que ya no estás enamorado

¿Estás enamorado o ya se acabó el amor? El desamor duele, duele en el alma y en el corazón. Todas nuestras ilusiones se rompen como un jarrón que cae al suelo con fuerza y se parte en mil pedazos… o como ese mismo jarrón que se ha caído tantas veces y que siempre se podía salvar pero que ya no se puede arreglar.

Ya no nos miramos, ya no nos gustamos. 10_seÑales_que_ijpgSe ha perdido la complicidad y todo lo que construimos juntos, hemos dejado de amar… Pero, ¿por qué? ¿Qué ha matado nuestro amor? ¿Cómo se nos ha escapado de las manos de esta manera?

El tiempo, la monotonía, las diferencias, la distancia… nos han separado. El desamor forma parte de la vida

Cada pareja es un mundo y hay mil razones por las que ese amor que unió a dos personas ahora ha desaparecido. En muchas ocasiones no queremos ver lo que está pensando y nos damos no una, sino mil oportunidades hasta que ya no podemos más, porque todo tiene un límite.

Ya no podemos soportar tantas peleas y tantas diferencias, la distancia ha sido insoportable de llevar, o llevamos tanto tiempo juntos que hemos descuidado nuestro amor.

 ¿Qué señales nos indican que ya no estamos enamorados?

  1. Ya no te alegras cuando llega

Antes estabas deseando que llegara, contarle tus cosas, que te contara las suyas… Sentías ilusión y nadie podía sustituirlo. Sin embargo, ahora te resulta indiferente su presencia. Incluso, hay veces que ni siquiera deseas que llegue.

Lo contrario del amor no es el odio, sino la indiferencia.senales-ya-no-estas-enamorada-2

  1. Desaparecieron las fantasías sexuales con tu pareja.

Ya no piensas en tu pareja a nivel sexual, ni se te pasa por la cabeza. Y si lo haces es con otras personas, no lo puedes remediar; aunque no le eres infiel por respeto, tu mente te traiciona.

  1. Se evaporaron los actos de cariño como un beso inesperado, una caricia, un regalo

Simplemente ya no sale. El cariño que de tantas maneras se demuestra ha desaparecido. No sientes esa sensación y esas ganas de darle un beso, una caricia o simplemente, un abrazo.

La llama se ha apagado, el cariño se ha extinguido, tus sentimientos se han enfriado.

  1. Evitas el contacto físico a toda costa y ya no se te apetece ni un beso

No soportas que te toque o te de un beso. Además de evitarlo, buscar rechazarlo, cuando tu pareja lo intenta le respondes con un desaire o con indiferencia.

  1. Tu cara expresa aburrimiento o ansiedad cuando estás con esa persona.

Dicen que la cara es el espejo del alma, sin darte cuenta tu tristeza y tu malestar cuando estás con esa persona, se reflejan en tu rostro. Pero, recuerda que no es él o ella quien te lo genera, sino tú. No olvides responsabilizarte de tus emociones.

  1. Perdiste el interés en su vida, por lo que le ocurresenales-ya-no-estas-enamorada-3

Antes, cuando estabas enamorado perdidamente, te preocupabas por cómo le había ido en el trabajo, si estaba contento o triste, que tal estaba con sus amigos, ya… nada. A veces, ni te acuerdas… Estás tan inmerso en tus pensamientos que el hueco que tenías para tu pareja se ha esfumado.

  1. Esa persona ya no te resulta atractiva en ningún sentido

Antes todo te gustaba; su voz, sus gestos, su físico, su personalidad, la forma en que te miraba, como se relacionaba con los demás… ¡todo! Ahora no encuentras nada de todo aquello. A veces, hasta esas mismas cosas te molestan.

  1. Fantaseas la posibilidad de tener una relación con otras personas de tu entorno

Cuando estás enamorado no tienes ojos para nadie más. Cuando ya no sientes nada, empiezas a mirar para otro lado.

Hay compañeros de trabajo, amigos que miras con otros ojos… se abre un mundo de posibilidades a tu alrededor.

  1. Comunicación casi nula y si existe no son más que reproches, peleas…

Antes hablabas de todo, ahora ya no tenéis nada de qué hablar y si lo haces no es más que para pelear, reprochar cosas del pasado, etc. El rencor se ha instalado y en ocasiones te ha hecho su esclavo.rompimiento-de-parejas

  1. Ya no forma parte de tu vida: nunca están juntos en nada.

La distancia es física y mental. Cada vez te sientes más y más lejos de esa persona. Cada vez hay más distancias dentro de ti y fuera de ti. Ya cada vez tienes menos tiempo para compartir con tu pareja.

Si alguna de éstas señales merodea por tu vida, es probable que ya no estás enamorado.

Fuente: La mente es maravillosa.

Te puede interesar:Señales de que estás listo para independizarte de tus padres

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.