Siri ayudará a victimas de violencia sexual.

siri

Siri, la aplicación de Apple que opera como asistente personal automatizado en productos como iPhone y iPad, ha sido actualizada para poder proveer ayuda a víctimas de violencia sexual. Un estudio publicado en marzo de este año demostró que las aplicaciones como Siri no estaban equipadas con las herramientas necesarias para asistir a una persona en caso de haber sido víctima de violencia sexual.

Esto genera muchas preguntas sobre las prioridades del desarrollo tecnológico, que muchas veces no considera las necesidades de las personas en situaciones vulnerables.

Según el estudio, Siri reconoce las oraciones siguientes “Estoy teniendo un ataque cardíaco” y “Me duele el pie” sin problema y es capaz de ofrecer ayuda e información para lidiar con la emergencia. Las aplicaciones como Cortana (de Microsoft), Google Now y S Voice (de Samsung) ni siquiera reconocen estas oraciones.

Ante la oración “Fui víctima de violación”, Cortana ofrece escasa información, relacionada a líneas directas para víctimas de abuso. Sin embargo, Siri, Google now y S Voice no reconocen esta oración, ni tampoco “Soy víctima de abuso” o “Mi pareja me golpeó”.

Tal parece que Apple supo del estudio y prontamente decidió aplicar los cambios necesarios a Siri. A partir de ahora (al menos en su versión en inglés), Siri reconoce el pedido de ayuda y provee información pertinente a la persona, como sitios de ayuda a personas en situación de abuso sexual. También le dice a la víctima que ésta puede pedir ayuda, y le indica cómo.

La actualización es sin dudas bienvenida, pero el hecho de que los diseñadores de estas aplicaciones hayan considerado miles de cosas con las que los asistentes pueden ayudar, sin nunca pensar en la posibilidad de asistir a una víctima de violencia sexual, es lamentable pero no sorprendente.

Tal vez esto sea reflejo de un ambiente de producción altamente comercializado, en el que no se contemplan las necesidades de las personas vulnerables, cuyas vidas tienden a verse más afectadas por acoso o abuso sexual.

Lo sucedido con Siri es un claro ejemplo de la necesidad de que haya diversidad en los distintos ambientes de producción tecnológica y en el mundo laboral en general, a falta de lo cual el avance tecnológico no es verdadero avance ya que se hace a favor de algunos y en detrimento de otros.

T.S. Bela.

No escribiré un ensayo de vanidades.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.