5 razones para tomar té de menta, además de su gran sabor.

¿Porque tomar té de menta? Pensar en la menta generalmente nos lleva a los bastones de caramelo y chicle. Pero los numerosos usos de la menta fragante y versátil se extienden mucho más allá de la barra de caramelo. En la cocina, la té de mentamenta es un excelente aditivo para las recetas y para un inspirador té energizante.

Al visitar las cafeterías y bistrós, se ha vuelto común ver a la gente solicitando té de menta. ¿Qué hay detrás de la menta?

Pues a continuación te compartimos 5 razones por las que deberíamos tomar té de menta con mayor frecuencia.

Alivia infecciones respiratorias: Las investigaciones demuestran que un ácido contenido en los bloques de la menta, es un compuesto capaz de estimular el cuerpo para fabricar prostacyclin. El prostacyclin contribuye a despejar las vías respiratorias y mejorar la respiración. También se demostró que la menta alivia la congestión nasal, resfríos y alergias.

Para maximizar la descongestión y los efectos extraordinarios que brinda la menta, beba diariamente tres tazas de té de menta. Usa una cucharadita de hierba seca o una cucharada de menta fresca por taza de agua hervida y déjela reposar durante al menos 10 minutos.

Elimina el resfrío: La Universidad Dominio Herbario de Burnaby, Columbia Británica, Canadá, recomienda una infusión de menta fuerte y flor de saúco para promover la transpiración y ayudar a defenderse de los resfriados y la The_menthegripe.

Para hacer este remedio tradicional coloca en una tetera resistente 1 cucharada de hojas secas de menta o 2 de menta fresca y 1 cucharada de flores secas de sauco o 2 de flores frescas de sauco. Añade medio litro de agua hirviendo y tapa el recipiente para que la infusión trabaje por 10 minutos. Cuelas y sirves.

Bebe media taza llena cada 30 a 45 minutos ante el primer signo de resfriado o gripe hasta que empieces a sudar. Luego reduce a 2 cucharadas de té cada hora o 2, hasta que mejoren los síntomas.

Las hojas de menta son libres de cafeína, por lo que muchas personas que sufren de insomnio podrán beber sin problemas esta bebida relajante antes de acostarse.

Mejora la digestión: Quizás el uso más conocido de la menta es para ayudar a la digestión. En esos días en que hemos comido mucho, tenemos gases, o sentimos náuseas, una infusión de menta puede calmar el dolor y hacernos sentir mucho mejor.

Elimina cálculos biliares: La menta contiene el compuesto borneol, que se encuentra en numerosas variedades de menta. Según el famoso botánico Dr. James Duke, la menta puede ayudar a eliminar los cálculos biliares (junto té de mentacon cualquier tratamiento médico prescrito, por supuesto).

Alivia los herpes: Según investigaciones de John Heinerman, un médico en antropología médica y autor de Curación con Hierbas y Especias, la menta es potente contra los virus. Por tanto, es una buena opción en el tratamiento del herpes. El virus simple del herpes causa herpes labial y genital, y el herpes zoster está relacionado con la varicela.

Con información de: http://www.Care2.com

Te puede interesar: Eleva tu sexualidad a través del té.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.