Si te gusta hacer deporte, ¡cuida tu pecho!

El deporte es salud, ¡sí! Pero no puedes olvidar que tienes que seguir ciertas precauciones para cuidar, entre otros, el pecho mientras practicas ejercicio.

1375_-_evaObviamente el deporte es salud y aporta un montón de beneficios para nosotros tanto físicos como mentales. Sin embargo, y como todo, hay que hacerlo con precaución. No solo hablamos de evitar horas de más calor o no hacer un sobresfuerzo nada más apuntarnos a la vida saludable, sino que también hay que elegir correctamente el equipamiento que llevamos a la hora de practicar ejercicio.

Cuida los accesorios

Igual de importante son las zapatillas o unas mallas deportivas transpirables como un sujetador deportivo.

Con uno bueno y que se adapte a nuestro pecho, no solo conseguiremos mejores resultados para nuestra salud, sino que también evitaremos que el ligamento de Cooper se estire y tengamos una flacidez en el pecho antes de lo esperado.

Los 5 consejos que necesitas

El sujetador es importantísimo. Usa uno deportivo ya que la sujeción es mayor, es más cómodo y no lleva aros, con lo que evitaremos que nos rocen a la hora de hacer deporte. Por otro lado, los sujetadores deportivos suelen tener mayores refuerzos (cubren más zona del pecho, la espalda también, etc.)

Si quieres prevenir la flacidez prematura del pecho, evita la cafeína y los azúcares, sobre todo, cuando tienes la regla ya que pueden provocar mayores dolores en las mamas.

girl-429020_960_720Si vas a hacer deporte, usa cremas reafirmantes para el pecho. No porque vayas a perder flacidez sí o sí, es simplemente porque tenemos que mantener nuestra piel hidratada y ahí también entra la zona del pecho. Con el roce, el sudor y el propio ejercicio, nuestro PH de la piel puede modificarse, por ello, es importante también usar cremas específicas. Si queremos, podemos aplicarnos una de efecto reafirmante.

Si el sujetador por el roce, el sudor o porque la ropa no sea del todo cómoda para ti, te provoca rozaduras, una buena solución es la vaselina. Aplícatela por dónde esté la molestia y te ayudará a curarla, además de prevenir otras futuras.

La vitamina E es muy importante para evitar la flacidez ya que reduce el daño que podamos causarle a nuestro organismo con el deporte. Así que, ¡toma alimentos que la contengan! Hortalizas, cereales, legumbres y el aceite. Además, tomar vitamina E te ayudará a sentirte mejor porque aporta mayor energía.

Colaboración enviada por: Natalia de Jesús Balbuena

Con información de: www.marie-claire.es/bienestar/fitness

Te puede interesar: Piernas de infarto para la temporada primavera verano

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.