Tic nervioso: un movimiento involuntario

Un tic es una contracción nerviosa que se expresa a través de movimientos musculares o sonidos que surgen involuntariamente, de forma súbita, repetitiva y estereotipada.

Un movimiento involuntario del párpado, un guiño de ojo, una pierna que se mueve. Todos podemos experimentar un tic en algún momento cuando nos enfrentamos a situaciones que generan preocupación. Los tics benignos y temporales son contracciones involuntarias de determinados músculos del cuerpo que podemos llegar a controlar. Están asociados al estrés y, sobre todo en el caso del párpado, se puede producir por el consumo de estimulantes como el café, refrescos o tabaco.

Los tics son movimientos bastante típicos en la edad infantil. Lo común es que se trate de tics benignos que van desapareciendo.Los más típicos son los faciales, pero también son frecuentes las sacudidas de cabeza, tocarse el pelo o levantar un brazo. Son parte del movimiento habitual del afectado.Ninos-con-tics-nerviosos-1

Este tipo de tics se pueden llegar a dominar. “Cuando uno tiene muchos tics y los intenta inhibir durante un tiempo, una vez que deja de controlarlos aparece una especie de brote, como si uno estuviera aguantando la necesidad de moverse y cuando ya no aguanta más los tics aparecen como pueden”, explica la doctora Luquin, neuróloga en la Clínica Universidad de Navarra.

Pero cuando los tics se multiplican, se cronifican e interfieren en la vida cotidiana (muchos de los afectados se sienten acomplejados hasta el punto de tener problemas de convivencia social) hay que evaluar si se trata de la enfermedad de Tourette.Tic

La enfermedad de los tics o de Tourette (que toma el nombre del neurólogo francés que diagnosticó la enfermedad) se inicia entre los 4 y los 13 años y existe siempre un antecedente familiar. Como en muchas otras enfermdedades, la genética es un punto importante.

Por el hecho de que los síntomas no limitan a la mayoría de los pacientes y su desarrollo procede normalmente, la mayoría de las personas con síndrome de Tourette no requieren medicamentos. No obstante, hay medicamentos disponibles para ayudar a los pacientes cuando los síntomas interfieren con las tareas cotidianas.

Aunque no hay cura para el síndrome de Tourette, la buena noticia es que muchos pacientes mejoran a medida que maduran y su esperanza de vida no se ve reducida. A pesar de que el trastorno es crónico y para toda la vida, no es considerada una enfernedad degenerativa, por lo que el paciente puede vivir su vida con completa normalidad.

Fuente: EfeSalud

Te puede interesar: Leer te vuelve una persona más feliz, comprobado

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.